Volver al Blog

Tipos de vivienda que debes conocer antes de decidirte a comprar

Existen diferentes tipos de vivienda en el mercado, pero muchas veces el dilema radica en qué comprar. Además, la preocupación resulta obvia. Comprar un inmueble significa hacer una inversión importante que en muchos casos se traduce en el trabajo de toda una vida.

Informarse, tener claro cuáles son las formas de pago, cómo es un proceso de compra y elegir bien los acabados es importante. Sin embargo, el inicio consiste en definir qué clase de inmueble se quiere entre tanta oferta de proyectos de vivienda.

Apartamentos: tipos de vivienda en furor

Generalmente, no cuentan con áreas extensas: dos o tres habitaciones, dos baños, sala-comedor y cocina suelen ser los espacios básicos. El estacionamiento por lo general no está incluido dentro del precio que ofrecen algunos proyectos sobre planos. Así que si necesitas un estudio, cuarto de servicio o más de un parqueadero, es mejor buscar usado.

En cuanto a las ventajas, estos tipos de vivienda usadas ofrecen más espacio y una estructura tradicional de construcción con muros de ladrillo. Pero también hay desventajas. Comprar estos tipos de vivienda implica pagar de contado y contar con más dinero para remodelaciones o arreglos.

Sucede lo contrario con los apartamentos nuevos. Generalmente, las empresas de construcción hacen la venta sobre planos y dan unos años de plazo para pagar la cuota inicial. Este método de venta garantiza la viabilidad del proyecto y te permite pagar la cuota inicial sin necesidad de endeudarte.

Así mismo, comprar estos tipos de vivienda significa ganar en espacios de uso común. La piscina, el turco, el sauna y la seguridad privada son comodidades que imprimen un valor agregado al inmueble.

No obstante, según el Dane (2019), solo en Bogotá un 61 % de la población habita en estos inmuebles. Así que si quieres hacer una inversión para ganar valorización, la sobreoferta hará más difícil que el precio aumente.

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar estos tipos de vivienda es tu proyección. ¿Planeas tener hijos? ¿Se ajustan los espacios del inmueble para que vivan más de tres personas? ¿El precio y el lugar son acordes a tu presupuesto y necesidades? Si es así, no dudes y ve por él.

Apartaestudios: tipos de vivienda express

Tan pronto pase la pandemia, volverás a trabajar en tu oficina y no tendrás mucho tiempo libre. Eres soltero y no tienes hijos ni mascotas porque viajas con frecuencia. En tal caso, pensar en adquirir un apartaestudio es una buena opción.

Estos tipos de vivienda se caracterizan por tener espacios muy reducidos —hasta los 45 metros cuadrados—. Cuentan con una habitación, sala y cocina integradas y pocas veces dos baños; uno social y otro privado.

Aunque son pequeños, suelen ofrecer excelentes ubicaciones. Por eso, como inversión son convenientes. En caso de querer cambiar de lugar de residencia, se pueden rentar rápidamente y un dinero extra nunca sobra para pagar la hipoteca. Así que no descartes nunca la opción de arrendarlos por años (para estudiantes y oficinistas), o por días para turistas a través de aplicaciones como airbnb o booking.

Uno de los aspectos que debes estudiar antes de comprar estos tipos de vivienda es el precio del metro cuadrado y su ubicación, pues si a mediano plazo puedes ganarte la valorización, habrás hecho un excelente negocio.

Casas: en la comodidad de un espacio más amplio

Si tu plan a mediano plazo es casarte y tener niños, pensar en comprar casa con jardín es acertado. ¡Tus hijos te agradecerán el hecho de disfrutar de un espacio que va más allá de unas pocas paredes!

Estos tipos de vivienda se caracterizan por ofrecer privacidad. Por lo general, cuentan con espacios muy definidos. Tres habitaciones en adelante, de tres a cinco baños, sala, comedor, cocina, estudio y cuarto de servicio; todo ubicado en varios pisos.

Sin embargo, dados los beneficios y la poca oferta, comprar casa suele ser más caro que adquirir un apartamento. Esto se debe a que una casa incluye un lote, mientras que un apartamento es en teoría solo aire.

Otro aspecto que debes considerar es el impuesto predial que deberás pagar año tras año. Según la Secretaría Distrital de Hacienda (s.f), depende del estrato y del avalúo del inmueble. Por eso, en estos casos, la ubicación es determinante, puesto que el sector también define lo que cuesta un inmueble.

Además, teniendo en cuenta que el precio del metro cuadrado en las urbes es elevado, las casas nuevas se encuentran a las afueras de las ciudades.

¿Adquirir casa en conjunto cerrado?

Ofrecen a sus habitantes áreas comunes como parques, piscina y seguridad privada. Esto significa que mensualmente deberás pagar un cargo de administración, que dependiendo el área de tu vivienda, puede ser costoso. Estos tipos de vivienda no ofrecen la misma libertad que sí te puede brindar una casa en un lote independiente.

¿Comprar casa en lote independiente?

Ubicadas en barrios tradicionales o populares, estas casas son más privadas. Sin embargo, no siempre ofrecen la seguridad que una casa en conjunto cerrado sí, por lo que será necesario que pienses en contratar un servicio de alarma. Ahora, si tu casa tiene jardín, también deberás destinar un presupuesto mensual para su mantenimiento o tú mismo cortar el césped.

Usada o nueva, en conjunto o independiente, apartamento o apartaestudio, contar con vivienda propia es un sueño hecho realidad. Por eso, considerar variables como presupuesto y planes a futuro es clave antes de firmar escrituras. Recuerda que para toda vivienda existe su dueño y que por más larga que sea la búsqueda, terminarás por encontrar ese lugar que tanto deseas.