Volver al Blog

Estrenar vivienda: 5 claves para convertir el sueño en realidad

Estrenar vivienda: 5 claves decisivas para hacerlo realidad

Estrenar vivienda no debe ser tu sueño, sino tu objetivo. La palabra clave para lograrlo es “estrategia”. No tienes que ganarte la lotería, ni esperar a que aparezca una ganga. Lo que de verdad necesitas es organizar tus ideas, diseñar un plan inteligente y empeñar toda tu voluntad para cumplirlo.

El filósofo Roman Krznaric señala que muchos sueños se arruinan por “el cortoplacismo frenético” (BBC, 2020). Se refiere a esa impaciencia e inmediatismo que habita a muchas personas. Si quieres estrenar vivienda, huye de esa actitud.

Dicho esto, vayamos a lo que nos interesa: ¿qué se debe tomar en cuenta para que estrenar vivienda no sea solo un sueño? Enseguida vamos a darte cinco claves útiles para que puedas pasar del dicho al hecho.

1. Organiza tus finanzas antes de estrenar vivienda

La primera clave de la estrategia para estrenar vivienda es orden, orden y orden. Comienza por el principio: saber qué suelo pisas, en términos financieros. Si no sabes de dónde estás partiendo, es posible que tampoco llegues a ninguna parte. Toma en cuenta lo siguiente.

Lo indispensable: el presupuesto mensual

Sí o sí tienes que hacer un presupuesto mensual básico. Durante al menos tres meses debes anotar puntualmente todos tus gastos. Todos son todos, incluso un caramelo que compres camino a tu casa. Así mismo, registra todos tus ingresos. Este solo ejercicio te dará valiosos elementos de juicio para conocer tu punto de partida.

Reduce tus deudas

Lo más probable es que para estrenar vivienda necesites de un crédito hipotecario. Así que no es buena idea tener deudas adicionales. Para ponerte al día lo más aconsejable es que hagas un plan de pago y te ciñas a él.

Comienza por las deudas que te generan más intereses. Este ejercicio también es un buen fogueo para enfrentarte luego a un crédito hipotecario.

Motívate con buenas razones

Un nuevo campo de las neurociencias es el de las neurofinanzas. Los estudiosos del tema señalan que las emociones juegan un papel crucial en la toma de decisiones financieras (Hernández Ramírez, 2010). Lo más indicado es que precises claramente las razones por las que es válido organizar tus finanzas. Esto hará que la motivación juegue a tu favor.

2. Define objetivos y fechas para estrenar vivienda

Si tu objetivo es estrenar vivienda, lo mejor es que lo dividas en objetivos y metas más pequeños y definas una fecha límite para lograrlos. El primer gran propósito es reunir la cuota inicial. ¿Cómo lograrlo? Veamos.

La cuota inicial

Los créditos hipotecarios en Colombia se otorgan por un valor de entre el 70 y el 90% del precio total del predio (Ley 546 de 1999). La cuota inicial cubre el resto, así que debes contar con ese dinero.

Si quieres que todo se facilite hacia el futuro, lo mejor es que abones más del monto requerido en la cuota inicial. En condiciones ideales, el 50% del valor total de la vivienda. Eso permitirá que solicites un crédito más pequeño y, por supuesto, más fácil de pagar.

Puedes estructurar la cuota inicial con un plan de ahorro. De otro lado, muchas personas pagan ese monto con las cesantías acumuladas. Otros abonan la cuota a plazos o acuden a la venta de algún bien (Portafolio, 2019).

3. Elabora un plan básico de ahorro

Si quieres estrenar vivienda, vas a necesitar un plan de ahorro, tanto para reunir la cuota inicial como para pagar el crédito hipotecario. Las siguientes son algunas claves para estructurar dicho plan y cumplirlo.

La regla 70/30

¿En qué consiste la regla del 70/30? Simplemente se trata de ahorrar el 30% de todos los ingresos que recibas. Esto implica sortear los gastos mensuales con el 70% restante (Gestión, 2020).

Elimina los gastos innecesarios

Con base en el registro de tu presupuesto mensual, identifica aquellos gastos que puedes suprimir. Por ejemplo, salidas a comer fuera de casa, suscripciones, gimnasio, etc. Suma ese monto y establece el objetivo de ahorrar esa cifra mes a mes.

Elige bien dónde ahorrar

No todos los bancos, ni todas las modalidades de ahorro te dan el mismo rendimiento. Hay que decir que la mayoría de las entidades bancarias ofrecen un interés muy pequeño por los ahorros. Sin embargo, también hay algunas que tienen tasas más altas y planes a largo plazo con un buen rendimiento (Celis Maya, 2020). Elige bien para poder estrenar vivienda pronto.

4. Opciones de ahorro e inversión

Las cuentas de ahorro no son tu única opción. De hecho, a menos de que te ofrezcan un interés considerable, no deberías dejar tu dinero allí durmiendo el sueño de los justos. Lo más aconsejable es buscar medios para lograr que tu dinero ofrezca un mayor rendimiento.

Los conocedores del tema aconsejan lo que dice el viejo refrán: “No poner todos los huevos en la misma canasta”. Esto es, diversificar el ahorro. Así que puedes dejar una parte en la cuenta tradicional y, simultáneamente, optar por otras alternativas (Jiménez, 2020).

Las siguientes son opciones que valdría la pena considerar.

Fondos de inversión colectiva

Estos fondos son un mecanismo de ahorro e inversión. Muchas personas ponen su dinero allí y los encargados lo invierten en diferentes negocios. Luego, las ganancias se reparten proporcionalmente. Hay varias fiduciarias que ofrecen esta opción, la cual es más rentable que una cuenta de ahorros. Investiga al respecto (Ibid.). Podría acercarte un poco más a tu sueño de estrenar vivienda.

Cuentas AFC

Las cuentas AFC, o cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción también son una buena alternativa. El principal beneficio es que los recursos depositados no forman parte de la base de retención en la fuente del contribuyente. Así mismo, son rentas exentas del impuesto sobre la renta y complementarios (Ibid).

CDT

Los Certificados de Depósito a Término (CDT) son un título valor. En esencia, depositas un monto de dinero, a un plazo fijo, en una entidad financiera. Ellos te dan ese título, con el que podrás recuperar tu dinero cuando se cumpla la fecha establecida. Te ofrecen un interés mayor al de una cuenta de ahorro convencional (Ibid).

5. Incrementa tus ingresos

Para estrenar vivienda necesitas reunir todos los recursos que puedas. Es posible que logres incrementar tus ingresos sin poner en riesgo tu empleo o tu trabajo actual. Las siguientes son dos vías que podrías utilizar.

¿Otras fuentes de ingresos?

Una fuente adicional de ingresos obvia es un trabajo complementario. Si tu tiempo y tu profesión te lo permiten, podría darte muy buenos resultados. También es posible acudir a actividades como las siguientes (Morales, 2020):

● Invertir en la compra de mercancía, previo análisis, y venderla a través de una tienda virtual.
● Dar clases particulares sobre algún tema que domines.
● Aportar dinero y convertirte en socio de alguien que ya tenga un negocio establecido.
● Hacer una venta de garaje con las cosas que ya no utilices.

Los ingresos pasivos

Los ingresos pasivos son aquellos en los que tú haces una inversión inicial. Luego, los recursos se generan de forma automática, sin que debas invertir más tiempo o capital. Algunos ejemplos de ellos son los siguientes (Fernández, s.f.):

● Marketing de afiliación. Creas una web, anuncias a otras empresas y ellas te pagan por cada cliente referido a través de tu página.
● Curso online. Haces un curso, lo grabas en video y lo vendes muchas veces.
● Súmate a plataformas como Airbnb.
● Suma puntos en tu tarjeta de crédito y cámbialos por productos que te ahorren gastos.
No olvides que el mundo pertenece a quienes sueñan en grande. El mayor recurso con el que cuentas para estrenar vivienda eres tú mismo. Cree en ti, comprométete con tus objetivos y haz que se vuelvan realidad.