Volver al Blog

Proyectos de vivienda: ¿comprar casa nueva o usada y remodelada?

¿Comprar una casa nueva o proyectos de vivienda usada y remodelada?

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que puedes llegar a tomar en la vida. Con ella aseguras un espacio para el crecimiento y el bienestar de tu familia o, si prefieres, puedes convertirla en una fuente para hacer crecer tus ingresos. Sin embargo, para que te sientas satisfecho con tu inversión, antes de comprar es necesario que analices varios aspectos. Por ejemplo: ¿qué tipo de proyectos de vivienda comprar: vivienda nueva o vivienda usada y remodelada?

Ambas alternativas tienen ventajas y desventajas. Por un lado, los proyectos de vivienda nuevos pueden tener características que ofrecen más confort a sus residentes. Por ejemplo: gimnasios, salones para reuniones, entre otras. Todo eso hace que sean más costosos. Mientras que la principal ventaja de una vivienda usada es que puedes encontrar una cerca de tu lugar de trabajo o estudio y a un menor costo. Su principal desventaja es que requerirás de un asesoramiento experto para así evitar posibles fraudes e inconvenientes en la venta.

Podemos afirmar que no hay una fórmula para decidir cuál es la vivienda ideal. La decisión final va a depender de tu objetivo y situación en particular. ¿Quieres comprar para habitar o para rentar? ¿Cuál es tu presupuesto? Te explicamos cuándo es mejor comprar una vivienda nueva y en qué caso es preferible invertir en una remodelada.

Mercado de proyectos de vivienda en Colombia

No cabe duda que en los últimos años Colombia ha tenido un mercado de vivienda atractivo y dinámico. De allí que nuestro país haya sido señalado en la revista Forbes como uno de los 4 lugares en el mundo para comprar una casa (Peddicord, 2019). A nivel interno, el interés creciente se debe a la posibilidad de financiar la compra. También a la posibilidad de beneficiarse por las bajas tasas de interés. Además, la política de subsidio está estimulando a las familias a convertirse en propietarios de su vivienda.

Ciudades como Bogotá y Medellín son las que generan mayor interés para las ventas de proyectos de vivienda: concentran el 55% del total de búsquedas de casas en venta en internet (Finca Raíz, 2019). Por esa razón, en estos ejes económicos los precios de vivienda nueva han venido creciendo. Por ejemplo, el índice de precio en Bogotá tuvo un crecimiento 5.48 % y para Medellín 5.17 % por encima de la variación anual nacional, que fue de 4.17 %. Esto según cifras del Dane (2020A) al mes de septiembre 2020.

A pesar de la crisis originada por la pandemia, las ventas de vivienda no se detuvieron. Durante el 2020 se llegó a vender la cifra histórica de 194.802 viviendas nuevas (Portafolio, 2021). Pero, ¿sabías que también puedes tener la casa de tus sueños comprando una vivienda usada y remodelada? En Colombia esta alternativa es una de las mejores opciones cuando se tiene un presupuesto limitado.

Proyectos de vivienda: casa nueva vs. casa usada y remodelada

Precio de los proyectos de vivienda

El precio es un factor clave a la hora de adquirir una vivienda. Para el comprador final, que busca un hogar donde vivir, es el principal motivo para tomar una decisión. Por lo general, dispone de una cantidad de dinero limitada para cerrar la compra. En cambio, para un inversionista, el precio de su activo es importante en función del rendimiento esperado. Es decir, de la renta que se pueda generar y la valorización.

● Ventajas (vivienda nueva). Los promotores de proyectos de vivienda nueva otorgan facilidades para pagar la cuota inicial. Lo que hace que sea accesible para muchas familias.

● Desventajas (vivienda nueva). El precio por metro cuadrado de los proyectos de vivienda nueva es mayor que el de vivienda usada. En muchas ocasiones, las casas usadas son más grandes que las nuevas que se venden por el mismo precio.

● Ventajas (vivienda usada y remodelada). Puedes conseguir oportunidades para negociar ya que muchas personas desean vender rápido sus inmuebles por urgencias económicas. Esto te permite obtener un ahorro o, en su defecto, comprometer menos el presupuesto familiar.

● Desventajas (vivienda usada y remodelada). Si no eliges bien la ubicación de la casa, corres el riesgo de que los precios en tu zona disminuyan. Esto podría afectar el valor de tu propiedad en caso de que quisieras usarla como garantía para un préstamo.

Financiamiento de proyectos de vivienda

En Colombia solo el 8 % de los compradores de proyectos de vivienda pagan todo el inmueble de contado (Asobancaria, 2020). La mayoría utiliza los créditos de vivienda para financiar la compra de apartamentos y casas. En el caso de los compradores finales, utilizan este mecanismo para cubrir hasta el 70 % del valor de la propiedad. Mientras que, según Asobancaria (2020), los inversionistas pueden reducir este porcentaje hasta el 50 %.

● Ventajas (vivienda nueva). Los compradores de proyectos de vivienda nueva disfrutan de una variedad de créditos y de subsidios para comprar sus casas. Por ejemplo, el programa Mi Casa Ya, mediante el cual se subsidia la cuota inicial y la tasa de interés.

● Desventajas (vivienda nueva). Cuando se utiliza el financiamiento para comprar proyectos de vivienda nueva, no se puede mantener el precio inicial de la vivienda, ya que se terminará pagando una tasa de interés sobre el préstamo. Además, deberás pagar una serie de gastos adicionales. Por ejemplo: los seguros y desgravámenes.

● Ventajas (vivienda usada y remodelada). Actualmente hay un mayor interés por otorgar financiamiento para comprar vivienda usada (Fedelonja, s.f.). Según estimaciones del Dane (2020B), el financiamiento para este tipo de inmueble creció en el año 2019 en un 15,6 %.

● Desventajas (vivienda usada y remodelada). Cuando se solicita financiamiento para la compra de una vivienda usada, el mayor riesgo que se corre es el avalúo. Si el banco valora la propiedad en un monto menor al precio de la venta, te otorgará un menor financiamiento. En consecuencia, te faltará dinero para cerrar la compra.

Valorización de proyectos de vivienda

Cuando compras una vivienda, adquieres un activo de gran valor que puedes utilizar para tu bienestar financiero. Por eso, es importante que antes de comprar una propiedad indagues sobre su potencial de valorización. Es decir, el beneficio adicional potencial que puedes conseguir al comprar una vivienda. En el caso de las personas que compran para arrendar o vender, este es el factor más importante.

● Ventajas (vivienda nueva). En la actualidad la demanda de viviendas nuevas está creciendo. Esto debido a las políticas del Gobierno para estimular la compra de vivienda nueva. Lo que se traduce en mayores precios y expectativas de valorización.

● Desventajas (vivienda nueva). Para las personas que cuentan con una cantidad limitada de dinero esto puede dificultar que accedan a la vivienda nueva que desean.

● Ventajas (vivienda usada y remodelada). Según Banrep (2021) el índice de precio de vivienda usada disminuyó alrededor de 3 %. Esto implica una menor valorización, pero también significa una mayor oportunidad para que puedas hacer la compra en este momento.

● Desventajas (vivienda usada y remodelada). Las viviendas usadas se valorizan en promedio menos que las viviendas nuevas. Por lo general, requieren de un mayor plazo para venderse.

La decisión de comprar una vivienda nueva o una usada y remodelada depende de tus necesidades. También de tu estilo de vida. Ambos inmuebles cuentan con ventajas y desventajas; puedes aprovecharlas o mejorarlas. Tomate el tiempo para identificar qué tipo de propiedad es la que más conviene elegir. Hazlo antes de iniciar tu búsqueda. Recuerda que comprar una vivienda representa una decisión financiera importante.